RPNews

Concepción Barbeira Mariño desapareció el viernes2 de marzo, a las siete y diez de la mañana. Como cada día acudía a s u puesto de trabajo en el Hospital San Agustín de Avilés, donde trabajaba en la cocina.

Dejó su móvil en casa, quizás olvidado. Su coche apareció en la playa de Santa María del Mar. El coche sin cierre de seguridad, pero con las puertas cerradas. Su bolso estaba dentro. La ausencia de cámaras en el trayecto entre su casa y la playa dificulta las labores de investigación. Próximas en el tiempo y lugar se dan otras dos desapariciones. Una de ellas, Paz Fernández Borrego, ha aparecido muerta y ahogada en el embalse de Arbón.

Había desaparecido en Navia, en Gijón. El Instituto de Medicina Legal de Oviedo ha determinado que la muerte fue un crimen. Lorena Torre sigue desaparecida también en Gijón. La coincidencia de rasgos de las mujeres, atractivas, de aproximadamente 40 años y en un espacio geográfico cercano y determinado, nos preocupa. Acaso pensamos en la ritualización de un sociópata que siempre elige sus víctimas con rasgos comunes.

La coincidencia además de un mismo escenario con abandono del coche cerca del agua puede ser significativo. Nos hace pensar en que puede ser una misma persona la que acosa a un tipo determinado de mujeres. El tiempo es decisivo y trascendente para un resultado positivo. Sin embargo el hecho de dejar el móvil nos de un atisbo de esperanza.

En muchas ocasiones hay algo angustia y lo callamos. Cuando se da un ataque de pánico o desorientación nada de lo que te rodea importa ni el dinero ni el bolso ni nada. Estos sociópatas a veces no causan la muerte, sino que pueden llevar a una persona hasta un lugar determinado y encerrarla para tener la seguridad de que son sólo para ellos.

Lugares abandonados deben ser inspeccionados. En caso de desorientación por algún problema físico o psíquico surge de repente o en caso de heridas en una huida es fundamental y por eso os pedimos a todos, colaboración. La batida es el viernes 9, sábado 10 y domingo 11 de marzo en playa Santa María del Mar, donde apareció el coche y al lado del hotel San Román en Castrillón. Acudid con ropa cómoda y de abrigo por el frío. Esperamos que con vuestra ayuda aparezca sana y salva. El tiempo es decisivo.

Pilar Enjamio. Psicólogo

Comenta la noticia