El Metro no llegará a la Alameda hasta el 2020

RPNews

  • El Consejero de Fomento, Felipe López espera que se puedan reactivar las obras en la Avenida de Andalucía a finales de este año

El Metro de Málaga continúa acumulando retrasos. El consejero de Fomento, Felipe López, ha anunciado hoy que el suburbano no llegará hasta la Alameda Principal hasta principios del año 2020. La previsión que maneja la Junta ahora viene tras el visto bueno del Consejo Consultivo, que va a permitir reactivar las obras en la Avenida de Andalucía. Este nuevo tramo se podrá licitar el mes que viene y se espera que los trabajos puedan comenzar en el entorno de El Corte Inglés a finales de este año.

Una serie de incumplimientos y problemas con la concesionaria habían mantenido la obra paralizada a la espera de poder resolver estos problemas y aumentar la dotación presupuestaria. Incluso con este desbloqueo, la Junta deberá abonar al menos un año más de lo previsto la compensación a la concesionaria por no alcanzarse el número de viajeros estipulado, unos 21 millones. Este canon de momento lo está pagando la Junta en solitario. Son más de 70 millones de euros de los que el Ayuntamiento se tendrá que hacer cargo de un 25%. También está pendiente de resolverse en los tribunales si la aportación del Ayuntamiento a las obras se realiza sobre el cálculo inicial de 400 millones, o se adapta al coste real de las obras que ya va cerca de duplicarse (780 millones de euros).

Este tramo, con un coste de 24,5 millones de euros y que discurre entre la estación de El Perchel –donde concluye ahora el servicio comercial de las líneas 1 y 2– y el puente de Tetuán –donde arrancan las obras del tramo Guadalmedina-Atarazanas, actualmente en ejecución–, es clave para completar la red del suburbano pendiente de ejecución, de acuerdo a la solución final pactada con el Ayuntamiento de Málaga y rubricada el 11 de noviembre de 2013 con la firma del protocolo de intenciones. Este tramo, que atraviesa de manera subterránea la Avenida de América, Callejones del Perchel y Avenida de Andalucía, constituye a su vez el punto de partida de las extensiones de las líneas 1 y 2 hasta el centro histórico, en Atarazanas, y hacia la zona norte, con la prolongación hasta el Hospital Civil y Materno, respectivamente.

El consejero ha explicado que el expediente de resolución se inició en octubre de 2015, ante la disconformidad del contratista con el proyecto modificado aprobado por la administración, “y tras un complejo proceso jurídico-administrativo, hemos logrado obtener el dictamen favorable del Consejo Consultivo, despejando así la licitación de las obras de terminación”, que tienen un presupuesto base de 24,7 millones de euros y 22 meses de plazo.

Felipe López, acompañado del delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha visitado precisamente los avances de los trabajos del suburbano en el Puente de Tetuán, enmarcados en el tramo Guadalmedina-Atarazanas, cuya construcción se inició en mayo de 2015.

Durante la visita, López ha podido presenciar los últimos trabajos de la extracción de la cimentación singular del tablero norte del Puente de Tetuán, que permitirá abordar ya el próximo mes de junio la ejecución del túnel bajo el lecho del río Guadalmedina, una vez retirada la estructura y su cimentación. Una vez demolidos todos los elementos de alzado del puente (estribos y pilas), así como la cimentación singular de esta estructura, mediante la extracción de 67 pilotes metálicos hincados a 13 metros de profundidad, la zona para ejecución del túnel bajo el río queda despejada.

En este sentido, el consejero ha comentado que este hito de obra también tiene una importante repercusión ciudadana, “ya que a partir de junio toda la maquinaria pesada y plantas industriales instaladas en el recinto de Alameda Principal, donde se están concluyendo los últimos muros pantallas del túnel, se trasladarán al recinto de obra del puente de Tetuán, alejando así la obra pesada y de mayor afección del ámbito de la Alameda, donde se localizan más viviendas y comercios, hacia el puente de Tetuán, con una menor afección ciudadana”.

El consejero ha puesto en valor que, pese a las dificultades técnica en la construcción de un tramo subterráneo en pleno centro histórico de la ciudad, “el avance de las obras ha sido fluido, resolviéndose incluso, de manera coordinada con el resto de administraciones, los hallazgos arqueológicos del muro perimetral del Fuerte de San Lorenzo, intervención que dispone ya de la resolución favorable de la Delegación de Cultura, o la reposición del colector de carretería, consensuado también con el Ayuntamiento de Málaga”.

Felipe López ha abogado por mantener este espíritu y alejar el desarrollo de las obras del enfrentamiento institucional “para cumplir con la hoja de ruta pactada en 2013 con el Ayuntamiento de Málaga para la culminación final de la Red del Metro de Málaga”.

Metro al Civil
La construcción del Metro en superficie hasta el Hospital Civil es otro de los grandes escollos que presenta esta infraestructura. Según ha indicado, López ha dado un plazo al alcalde para conocer la posición del Ayuntamiento en esta cuestión. Pero si no existe un posicionamiento claro, el consejero se ha mostrado dispuesto a licitar este tramo de las obras al inicio de este mismo verano. Una oposición frontal por parte del consistorio supondría ir a los tribunales. La Junta recuerda que este era el plan original que se acordó al inicio de las actuaciones.

Felipe López ha manifestado que, “una vez aprobada el 9 de mayo por Consejo de Gobierno la declaración de interés metropolitano de la prolongación de la Línea 2 hasta el Hospital Civil, confiamos en que el Ayuntamiento reflexione y deje atrás su bloqueo a este ramal, colaborando en los desvíos de tráfico y servicios afectados de este tramo, y evitando una estrategia cortoplacista, que sólo impediría la culminación de lo firmado en 2013 por ambas administraciones”.

El consejero ha explicado además que la extensión de la Línea 2 hasta el Hospital Civil aporta unos beneficios sociales muy tangibles al proyecto, “ya que permite sumar el cuarto distrito más poblado de la capital a la red, que ya da cobertura a los tres distritos con más residentes y al de Teatinos, que acoge los principales equipamiento y servicios”.

Felipe López ha asegurado que no sólo la Junta de Andalucía defiende las bondades de este ramal, “ya que un reciente estudio de la patronal Seopan sobre infraestructuras prioritarias en España sitúa la prolongación hasta el Hospital Civil como el proyecto de metro, entre los analizados en el conjunto de España, más rentables desde una perspectiva socio-económica, que combina los beneficios ambientales, de reducción de tiempo en los desplazamiento y mejora de la seguridad vial”. Además, ha añadido, “el alcalde tiene que reflexionar sobre su posicionamiento en relación a este tramo, puesto que también los cuatro grupos municipales de la oposición abogan también por la ejecución del ramal de la Línea 2 hasta el Hospital Civil”.

López también ha incidido en los retornos inmediatos que para la economía y el empleo de Málaga tendrán la suma de la licitación de la obra de terminación del tramo Renfe-Guadalmedina, el próximo mes de junio, y la relativa a las obras de prolongación de la Línea 2 entre Guadalmedina y el Hospital Civil-Materno, con un presupuesto de 41,2 millones de euros, “pues entre ambas se movilizará una inversión en obra pública de 70 millones de euros y un empleo asociado durante los dos años de ejecución de casi 900 puestos de trabajo entre directos e indirectos”.

La previsión de la Junta de Andalucía y una vez obtenida la declaración de interés metropolitano del ramal hasta el Hospital Civil, es proceder a su licitación en el mes de julio, “ya que queremos conocer previamente el posicionamiento y análisis del Ayuntamiento de Málaga en relación a la mencionada declaración”, ha afirmado.

Con estos datos, López ha puesto de manifiesto que, “una vez despejado el calendario con la licitación de la obra de terminación entre Renfe-Guadalmedina, más el propio ritmo de ejecución imprimido al tramo hasta Atarazanas, sumado a la licitación en julio de la extensión hasta el Hospital Civil, estimamos que en 2020 se pueda culminar el trazado pendiente de ejecución, y completar la puesta en servicio de la red íntegra”.

El fin de la red completa, ha precisado, cuenta además con el estímulo de los buenos datos de demanda de viajeros de las líneas 1 y 2 hasta El Perchel, “que en 2016 crecieron un 4,4% y en el primer trimestre del presente año ha arrojado un aumento de casi el 8%, con una valoración del servicio por parte de los usuarios que se sitúa en el sobresaliente”.

El Metro de Málaga, infraestructura que ejecuta la Junta de Andalucía, se puso en servicio comercial el pasado 30 de julio de 2014, con las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador de El Perchel, equivalente al 81% de la infraestructura. Actualmente se trabaja en la planificación y ejecución del 19% restante de la red, conformada por los tramos entre El Perchel y Guadalmedina; Guadalmedina-Atarazanas y la prolongación hasta el Hospital Civil, que configuran una red total de 14,8 kilómetros de trazado con 23 estaciones y paradas.

Comenta la noticia

Deja un comentario