La Diputación destina este año ocho millones de euros a fomentar el sector agroalimentario de la provincia

RPNews

  • ‘Sabor a Málaga’ canaliza la mayor parte de las iniciativas centradas en la promoción de los productos, impulsando un sector importante para economía malagueña

Diputación de Málaga destina este año ocho millones de euros para fomentar el sector agroalimentario en la provincia. Una potente inversión que se traduce en más empleo, mayor calidad de los productos, y en empresas más fuertes. En definitiva, tal y como ha precisado el presidente de la institución, Elías Bendodo, el objetivo de la institución es lograr el auge de la industria agroalimentaria, que debe convertirse en uno de los pilares de nuestra economía”.

Bendodo ha hecho un repaso de las iniciativas que a lo largo del año se llevan a cabo desde la Diputación con ‘Sabor a Málaga’ como principal eje vertebrador, centradas en la promoción de los productos y en la modernización de las pequeñas y medianas empresas.

El presidente de la Diputación ha hecho hincapié en la relevancia y fortaleza de esta industria que se encuentra en continuo crecimiento en la provincia, tal y como demuestran las más de 800 empresas que existen en nuestro territorio y el crecimiento en un 23% de las exportaciones en el primer semestre del año respecto al mismo período en 2016.

Mucho tiene que ver la apuesta de la institución por el sector agroalimentario de la provincia la creación ya hace cinco años de ‘Sabor a Málaga’, concebida para dar a conocer la excelencia de los productos malagueños, fomentar su consumo e impulsar la autoestima de los productores que hasta entonces, muchos de ellos, se encontraban con dificultades para vender sus productos más allá de su área de influencia. El éxito de la iniciativa se demuestra en que el 80% de los mismos han conseguido incrementar sus ventas desde que se sumaran a la marca. Actualmente, aglutina 700 empresas las que se encuentran productores, establecimientos de hostelería y restauración en los que se incluyen los chiringuitos de la costa malagueña, lonjas, mercados de abastos, grandes superficies, pequeños comercios y empresas distribuidoras.

El esfuerzo de la Diputación, tal y como ha expresado Bendodo, se ratifica anualmente con nuevas inversiones y actuaciones. En materia de promoción, las ferias comarcales durante todo el año y la gran feria ‘Sabor a Málaga’ cada mes de diciembre, se consolidan como el principal escaparate de los productores en la provincia de Málaga, consiguiendo que los hogares malagueños valoren más los productos.

La próxima cita será los días 15, 16 y 17 de septiembre en Coín. A esta se suman importantes actividades promocionales no solo en la provincia, sino a nivel nacional e internacional, con presencia de la marca en ferias como Fenavín (Ciudad Real), Salón de Gourmets (Madrid), Prodexpo (Moscú), H&T (Málaga), Málaga Gastronomy Festival (Málaga) o la próxima asistencia a Anuga (Alemania). “Así nos los reclaman los productores, y por eso empleamos cerca de dos millones de euros a estas acciones”, ha precisado Bendodo.

El presidente ha explicado que las acciones de internacionalización facilitan a muchas empresas la posibilidad de encontrar nuevos mercados exteriores. “Por eso nos sentimos orgullosos de comprobar que nuestros vinos cada vez tienen mejor acogida en Rusia y en Estados Unidos, o que nuestros aceites, nuestras frutas y nuestros productos cárnicos se extienden cada vez por más países”, ha afirmado.

En la misma línea, a nivel local, la Diputación también destina este año casi dos millones de euros a los ayuntamientos que a través de sus Fiestas de Singularidad Turística o actividades gastronómicas también contribuyen a la visibilidad de los productos de ‘Sabor a Málaga’. De igual manera, 300.000 euros irán destinados a un nuevo mercado, cuyo municipio está por definir, para asentar de manera estable la compra directa de productos autóctonos.

Y por último, además de la promoción, la institución considera de gran relevancia facilitar y apoyar la modernización de las empresas, para que sean más productivas y competitivas, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de ellas son pequeñas y medianas empresas. Para ello se cuenta con dos líneas de ayuda, por un importe de casi un millón de euros, para que los productores puedan mejorar las instalaciones de sus empresas.

Comenta la noticia

Deja un comentario