Las exportaciones agroalimentarias de Málaga crecen un 23,5% hasta el mes de mayo

RPNews

  • El consejero de Economía y Conocimiento ha visitado las empresas del sector Román y Martos y Grupo Gallego, ambas con gran proyección internacional

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado hoy las cifras de las exportaciones agroalimentarias en Málaga, que han crecido un 23,5% de enero a mayo de 2017, concentrado este capítulo la mayoría del aumento de las cifras del comercio exterior de la provincia. En este sentido, Arellano ha explicado que las exportaciones de Málaga en este período han crecido un 24,4% respecto al año anterior, alcanzando ventas por valor de los 998 millones de euros.

El titular de Economía y Conocimiento, que ha visitado las instalaciones de las empresas Román y Martos y Grupo Gallego, ha destacado ambas iniciativas como ejemplos del modelo empresarial por el que apuesta el Gobierno andaluz, centrado en la internacionalización y en la innovación. “Crecer exportando productos de calidad, desarrollando y adoptando técnicas que aporten valor es una filosofía que funciona”, ha manifestado Arellano.

Arellano ha elogiado el funcionamiento de las empresas andaluzas en este sentido, “gracias a las cuales Andalucía ha consolidado su apuesta por el mercado internacional encadenando récords de exportaciones mes tras mes”. Así, ha hecho hincapié en las últimas cifras conocidas sobre las exportaciones andaluzas que han crecido un 27,7% de enero a mayo respecto al mismo periodo del año anterior, sumando 13.763 millones de euros, una cifra nunca antes alcanzada en estos cinco meses, desde que existe registro estadístico (1995). El consejero ha proyectado, además, el crecimiento de las exportaciones andaluzas para el año 2017, “que podrán alcanzarán los 33.000 millones de euros si se continúa esta tendencia”.

Para el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta, la actividad de estas empresas representan “la estrategia de futuro del sector agroalimentario en Andalucía”, sustentando el éxito de las exportaciones agroalimentarias en la comunidad y la competitividad empresarial de nuestro tejido debido a la aplicación de la innovación en sus procesos y productos.

Román y Martos
Respecto a la distribuidora de productos alimentarios Román y Martos, el consejero ha destacado que es una empresa familiar en fuerte expansión, “gracias a una visión estratégica clara donde la innovación ocupa un lugar destacado”. La empresa supera los 80 empleados y tiene una facturación de 20 millones de euros, la cual ha aumentado en un 25% en los últimos cincos años debido a un producto cuidado, innovando en sus técnicas de trabajo y generando confianza entre los consumidores. “Un verdadero referente de cómo abordar y superar los años de la crisis económica”, ha subrayado Arellano.

Y es que, precisamente, la actividad exportadora de Román y Martos se inició hace cinco años con un envío de sardinas a Nueva York, que se ha transformado entre 400 y 500 kilos a la semana gracias a la demanda de la comunidad latinoamericana. Junto a las sardinas, exporta a EEUU chocos, atún fresco y lubinas.

El mercado exterior todavía supone una cuota pequeña en las ventas (en torno a un 5%) aunque los planes pasan por llevar esa cifra al 25% para 2020. Además de EEUU, tiene como principales mercados Alemania, Francia y Bélgica, aspirando a crecer en Japón.

Una de las claves del éxito de Román y Martos es su apuesta por la I+D+I, que le ha permitido desarrollar nuevas técnicas de despiece de carne y pescado.

Grupo Gallego
Grupo Gallego es una empresa productora y distribuidora hortofrutícola con sede en Alhaurín de la Torre. Cuenta con una media de 50 trabajadores y una facturación que no ha dejado de crecer, hasta alcanzar los 8 millones de euros en 2016, con el objetivo de aumentar un 15%.

Fue una de las pioneras en Málaga en disponer de instalaciones de frío integral y de una flota de vehículos con cámara frigorífica. Otro hito importante en su historia es el desarrollo hace unos años de la fábrica de IV Gama. Sobre ello, una de sus metas para las próximas campañas es conseguir que los productos de IV Gama tengan una vida útil de más de 7 días, la resistencia a los cambios de temperatura y a la oxidación. Y para ello, quieren contar con la Universidad de Málaga, que está entre las mejores del mundo en investigación agrícola según ha manifestado el consejero Arellano, “un valor que deben saber aprovechar nuestras empresas”.

Para consolidar su crecimiento, en los últimos 4 años ha desarrollado una línea paralela centrada en las exportaciones, con clientes en Rusia, Armenia, Emiratos Árabes o Arabia Saudí.

Comenta la noticia

Deja un comentario