Lo serio es… TABARNIA y CAVERNIA

RPNews

Desde el convencimiento personal, de estar fuera de sospecha alguna de mi incondicional apoyo y solidaridad con el pueblo de Catalunya, con mi compromiso con la República de Catalunya, que me ha costado y me cuesta, amenazas, risas, falta de respeto y todo esa lista interminable de insultos que bien conocemos por parte de la caverna españolista, me permito la licencia de comentares lo de una chirigota del Carnaval de Cádiz que se ha tomado a choteo, la grave situación por la que atraviesa Cataluña, a causa de la intransigencia del Partido Político al que nos vemos obligados a sufrir todos, y esa copla ha sentado muy mal dónde más podía doler: en la propia Cataluña, primera damnificada por la intransigencia y el fascismo larvado, cada vez menos larvado, del Gobierno de las Españas.

Quisiéra mitigar un poco el choque y avisar que esto tan sólo es Carnaval. El Carnaval es la fiesta más heterodoxa, más rebelde, menos convencional y Cádiz lo lleva escenificando muchos años. Durante los últimos ochenta, no hay Alcalde, Alcaldesa, Jerifalte de la Junta o cualquier otro ser humano que haya destacado aunque sea momentáneamente, que no haya sido “escaldado” por las letras de las agrupaciones carnavalescas. Porque además de humorístico, el Carnaval es tremendamente actual. Las letras se basan en el momento, en lo que está ocurriendo justo ahora, hasta el punto de que muchos autores, avezados ya en la práctica de escribir, las improvisan en la calle, cuando la chirigota está a punto de empezar. Porque la fiesta no es tan sólo la del Teatro Falla. Lo fuerte, lo importante, el gran número, está en las calles, que es dónde, en todo el mundo se desarrolla el carnaval.

Las letras del Carnaval gaditano suelen ser irreverentes, pueden llegar a rozar una incipiente falta de respeto. Sólo hay algunas capaces de llegar algo más lejos, muchas veces por su falta de experiencia, de capacidad y de estilo. Eso ha ocurrido con la del grupo que ha desatado las iras en Cataluña. Y no puede negarse que quizá con toda la razón, excepto que se comprenda que se trata de una fiesta picante, en la que, a veces, incluso se busca ridiculizar a la persona o institución receptora de la crítica. Porque el Carnaval, es decir, las agrupaciones, chirigotas, coros, etc., del Carnaval, hacen crítica a la actualidad. Y a veces la crítica duele. Será que en Andalucía ya estamos acostumbrados, y una alcaldesa poco dada a la broma, es capaz de resistir desde el Palco la que le dirige el grupo correspondiente, a sólo unos metros de distancia.

En el Carnaval gaditano han soportado crítica personas, instituciones, ciudades. Pero no pasa nada. Es el Carnaval, “esto es CARNAVAL”

No pido a nuestros amigos catalanes que se acostumbren como nos hemos acostumbrado los andaluces, porque tampoco van a ser su objeto de inspiración todos los años, que una de las virtudes de los participantes es no repetirse ni en la vestimenta. Por eso, les enviamos nuestro saludo, que sigue siendo solidario, les decimos que seguimos estando con ustedes y, por eso mismo, les animamos a que se armen de la paciencia necesaria para no sufrir demasiado con unas coplas que, al fin y al cabo, incluso cuando rayan en el mal gusto, como ha ocurrido aquí, cosa poco corriente, si no se le da más importancia de la que tiene, si se toma con sentido del humor, será mucho más llevadero.

Lo importante es que, cada vez más, Andalucía está solidarizada con Cataluña. Eso está por encima de todo.

Salud y República, hermanos.

Pedro I. Altamirano

@altamiranoMLG

Comenta la noticia