Málaga Ahora denuncia que el edificio del Ayuntamiento no cumple las medidas de ahorro energético aprobadas

RPNews

  • Recuerda que el Pleno aprobó iniciar una auditoría

Málaga Ahora ha denunciado hoy que “ni siquiera el edificio del Ayuntamiento cumple las medidas energéticas aprobadas en el Pleno”. Así lo ha declarado Rosa Galindo, la concejala de Málaga Ahora que el próximo lunes presentará una moción en la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental “para que al menos se cumpla este acuerdo”. La formación recuerda que en diciembre de 2015 el Pleno aprobó por unanimidad, entre otras medidas, iniciar una auditoría energética encaminada a optimizar el consumo del edificio de La Casona. “Ni esta medida ni casi ninguno de los compromisos energéticas para toda la ciudad se han cumplido”, lamentan.

“Contratar progresivamente suministro de electricidad de origen renovable con criterios de economía social hasta cubrir el 100% de la demanda energética del Ayuntamiento, así como de los distintos Organismos Autónomos y Sociedades Mercantiles adscritos a la Corporación Municipal”. Es uno de los acuerdos textuales que el Pleno de diciembre aprobó, incluso con los votos del equipo de gobierno, gracias a una moción de Málaga Ahora que pedía establecer para toda la ciudad diversos criterios de eficiencia energética. No obstante, el gobierno ni siquiera ha cumplido con el más básico de todos ellos: que «la Corporación predique con el ejemplo».

Para su grupo, «noticias como que Málaga se encuentra a la vanguardia de la eficiencia energética solo enmascaran un problema, cuando el OMAU, ya ha señalado que está muy lejos de cumplir los objetivos marcados en la Agenda 21, sobre todo en la utilización de energías renovables». No obstante, ha reconocido que estos años se han producido algunos avances, en especial en las emisiones de CO2 (principalmente por la renovación de la flota de la EMT).

Ahorro a bajo coste
Galindo ha señalado situaciones difícilmente justificables, «como que en el propio edifico de La Casona continúa el alumbrado con fluorescentes en lugar de led, cisternas sin sistemas de ahorro pese a los mensajes a la ciudadanía de restricciones con el agua, instalaciones obsoletas que, precisamente, provocan pérdidas de agua, ventanas de madera que producen una gran pérdida de energía por falta de aislamiento, etc.».

Subsanar esas deficiencias, como ha señalado la concejala, conlleva un coste muy reducido, «y se enviaría un mensaje muy claro a la ciudadanía: que se da ejemplo». De lo contrario, el equipo de gobierno «hará el ridículo cada vez que ponga en marcha campañas de ahorro energético al tiempo que nuestra sede es ejemplo de despilfarro y mala gestión».

Comenta la noticia

Deja un comentario