RPNews. Tras el rechazo del Tribunal Supremo al recurso de casación interpuesto por Limasa contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), representantes de la empresa de limpieza han manifestado que Limasa -aunque la parte económica estaba congelada hasta el fallo del Supremo- ha seguido incumpliendo muchas de las condiciones del convenio 2010-2012. Es por ello que Ivan González, dirigente de LIBRES demanda “que Limasa acate la reciente resolución en el aspecto económico y cumpla de inmediato las condiciones laborales del convenio 2010-2012, además de que ejecute el resto de condiciones incluidas en este marco, algo que según los trabajadores consultados no se cumple”.

Según manifiesta esta organizaciónel TSJA dio la razón al Sindicato de Trabajadores de la Administración Local (STAL), que interpuso un recurso de súplica en el Juzgado de lo Social nº 4 de Málaga. El Tribunal andaluz, aun reconociendo que existieron negociaciones para un nuevo convenio, mantiene en su sentencia que este no se ha alcanzado ni se ha logrado aún y, aunque existió un principio de acuerdo, no ha sido inscrito como convenio colectivo en el registro de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta.

Ahora que el Supremo se ha pronunciado en auto firme contra el que no cabe recurso alguno, exigimos que la dirección de Limasa acate el fallo para que la plantilla pueda recuperar todos los recortes sufridos en los últimos años”, ha señalado Iván González.

Y ahora, ya con pleno derecho, pedimos a Limasa no sólo que acabe con los recortes, sino que mejore su eficiencia pues la planta de reciclaje de Los Ruices sólo trabaja al 25 % de su rendimiento; y que normalice, lo antes posible, las irregularidades denunciadas por los trabajadores consultados -incumpliendo el Convenio 2010-2012-, tales como que las prendas de vestuario no son debidamente renovadas al comienzo de cada temporada, no se ha invertido en la flota de vehículos, se haya anunciado la oferta de nuevos contratos sin dar prioridad a los trabajadores fijos a tiempo parcial -a los que se les podría aumentar la jornada laboral para cubrir las necesidades del servicio sin tener por qué realizar nuevas contrataciones-; o haya calles por donde el vehículo de recogida de residuos sólidos de gran tamaño -muebles desechados, por ejemplo- acuda casi a diario, y haya otras por donde pase una vez cada quince días”.

Por su parte, los representantes del sindicato STAL han lamentado “que no se publique la lista de próximas jubilaciones o el oscurantismo sobre la antigüedad de los trabajadores fijos a tiempo parcial, y que las barriadas nuevas de Málaga no tengan barrenderos asignados, teniendo que ser los operarios de otros sectores de la empresa los que hayan de acudir una vez en semana a ese barrio para proceder a su limpieza”.

Por todo ello, desde Libres se pide a Limasa “que ejecute la sentencia firme del Tribunal Supremo y retome por completo el convenio 2010-2012”.

Comenta la noticia