Un trabajador fallece en el montaje de un puesto en la feria al recibir una descarga eléctrica

RPNews

  • La corporación municipal ha guardado hoy un minuto de silencio

Un trabajador de 38 años ha fallecido tras recibir una descarga eléctrica mientras montaba un puesto en el real de la Feria de Málaga. El fallecido se cayó de la escalera en la que estaba trabajando sobre las 23:30 horas de ayer y fue trasladado inmediatamente al Hospital Clínicio, donde falleció. La Corporación Municipal ha guardado un minuto de silencio este mediodía en su recuerdo.

Desde el grupo municipal Málaga Ahora han lamentado el fallecimiento y han recordado que a principios de este mes UGT-Málaga denunciaba una subida del 8% por ciento de la siniestralidad laboral en su totalidad, con 8.279 accidentes. Los accidentes leves han aumentado un 8%, los graves el 24% y los mortales un 14%.

La crisis, la precariedad y la siniestralidad tienen una relación directa. A nivel estatal las los accidentes laborales se han desbordado durante el 2016, especialmente los relacionados con el estrés de las personas empleadas en un contexto de aumento de la exigencia por parte de las empresas con una mayor carga de trabajo. Solo en el 2016 fallecieron 360 personas, un 17’6 más respecto al año anterior.

Las principales causas de los accidentes mortales fueron por infartos y derrames cerebrales (136) y por accidente de tráfico (43). Existe una relación causa-efecto entre la precariedad laboral y los accidentes: “los trabajadores enferman más ahora y tienen más posibilidades de sufrir un accidente debido a los efectos de tener que soportar una carga de trabajo más alta con plantillas muy justas o insuficientes” han denunciado desde el sindicato de Comisiones Obreras.

Cuando no son fallecimientos o accidentes laborales, son las enfermedades: las enfermedades profesionales declaradas en 2016 en España fue de 20.730, un 16% más que en 2015, de las que 9.975 fueron con baja y 10.755 sin ella, alertan desde UGT.

El modelo económico que prima en Málaga, basado en la construcción, los servicios y la hostelería, supone un riesgo real para la salud y la vida de las trabajadoras, consideran desde Málaga Ahora. A este último fallecimiento hay que sumar la muerte en junio de otro trabajador tras sufrir un infarto mientras retiraba unas placas de cemento con fibras de amianto. No se trata de un caso aislado, los accidentes y fallecimientos van a más cada año a causa de nuestro modelo económico.

“Desde Málaga Ahora seguiremos denunciando un modelo económico que pone en peligro nuestras vidas y salud, pero también peleando para cambiarlo y que el empleo no suponga una cuestión de vida o muerte”, han señalado.

Comenta la noticia

Deja un comentario