Usuarios del Centro Guadalmedina denuncian carencias en las instalaciones y falta de personal

RPNews

  • El PSOE llevará al pleno de la Diputación una moción con las reivindicaciones y las demandas de los familiares de este centro de personas con graves discapacidades psíquicas

La Asociación de Familiares de Usuarios y Usuarias del Centro Guadalmedina ha denunciado carencias en las instalaciones y falta de personal. La presidenta de la junta directiva de este colectivo, Marisa Fernández, ha asegurado hoy en una rueda de prensa junto al Grupo Socialista en la Diputación de Málaga que los usuarios y usuarias de este centro de personas con graves discapacidades psíquicas dependiente de la institución provincial “están como en un gueto” y no tienen  una asistencia “digna”. El PSOE se ha comprometido a llevar al pleno del ente supramunicipal una moción con las reivindicaciones y las demandas de los familiares de este centro.

Marisa Fernández ha asegurado que el deterioro del centro y del personal que atiende a los usuarios de dicho centro “nos produce un daño psíquico a los propios familiares porque están jugando con nuestros sentimientos”. “Nos prometen una cosa y después no se cumple. El personal del centro está totalmente desmoralizado porque la ratio no se cumple y cuando se producen bajas no se producen altas para sustituir dichas bajas”, ha dicho.

“Nos prometieron una cantidad de dinero para la renovación integral del centro, pero lo que se hizo fue un parcheo, el centro sigue con las mismas carencias tanto físicas como de personal”, ha afirmado. Según ha explicado, los usuarios del Centro Guadalmedina son de una media de treinta y tantos años hasta los setenta, “sin embargo el aspecto físico dado el deterioro de sus facultades parece de mayor edad, todo ello debido a que no reciben la atención debida tanto en fisioterapia como en otras actividades que anteriormente se hacían: salida a piscina cubierta, salida a paseo por el entorno del barrio…”. “Están como en un gueto”, ha añadido.

Asimismo, ha lamentado que “se vulnera la Constitución española en la cual se nos dice que todos tenemos derecho a una vivienda digna, a una instalación digna y a una asistencia digna”. “Nosotros no la tenemos”, ha asegurado. “No tenemos sustituto del médico cuando coge sus vacaciones. Para desplazarse al Hospital Civil se necesita el ATS y un cuidador cuando hay una alteración en el organismo de alguno de los 35 usuarios del centro, lo que provoca que el centro se quede sin ATS y con un cuidador menos”, ha explicado.

Por su parte, el presidente y portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Francisco Conejo, ha criticado que “seguimos con la dejadez, la desidia y el abandono del Centro Guadalmedina por parte de los actuales responsables políticos de la Diputación Provincial de Málaga”.

De esta forma, se ha referido a la “pésima situación del inmueble”. “Lo que se hizo por parte del equipo de gobierno fue un parcheo, un lavado de cara. El centro necesita una reforma integral para que tenga unas instalaciones dignas y adecuadas para estos usuarios y usuarias. Que se cambie todo el mobiliario antiguo, que se adapte a los actuales que existen en el mercado. No estamos de acuerdo en que se destinen 100.000, 200.000 o incluso 300.000 euros para este centro. Hace falta una inversión de millones de euros. Si la Diputación Provincial de Málaga ha sido capaz de buscar cuatro millones de euros para mejorar la plaza de toros no se entiende que no sea capaz de destinar una cantidad similar para mejorar el Centro Guadalmedina que depende de la propia institución. Desde el PSOE vamos a exigir esa reforma integral y el cambio del mobiliario”, ha adelantado.

La segunda cuestión, según Conejo, “tan importante o más como las infraestructuras”, es el personal. “Si hay algo que no puede faltar en el centro es el personal adecuado para atender a estos usuarios y usuarias. El centro está sin fisioterapeuta. Exigimos que no haya más contratos temporales, tenemos que cubrir todas las plazas necesarias de este centro: psicólogos, trabajadores sociales, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, etc. Es fundamental que cuando se produzca una baja inmediatamente desde la Diputación Provincial se cubra. Hay demanda por parte de los trabajadores y trabajadoras de que no se están cubriendo esas bajas y eso está originando también que en determinados momentos el centro no cumpla con los ratios que tiene establecido la legislación vigente”, ha expuesto.

Respecto al denominado “respiro” de los usuarios, ha recordado que viven las 24 horas y los siete días de la semana en el centro. “Si la Diputación Provincial no garantiza que estos usuarios y usuarias puedan tener salida fuera del centro o incluso vacaciones se estará demostrando la insensibilidad con estos ciudadanos y ciudadanas. Por eso queremos reivindicar que el compromiso de que estos usuarios y usuarias tengan al menos una semana de vacaciones al año se cumpla, como se hacía anteriormente desde la Diputación. Y que se garantice un vehículo para que estos usuarios puedan salir algunos días a la semana y tengan la oportunidad de disfrutar de nuestra ciudad y al mismo tiempo que le sirva de respiro no solo a los usuarios sino a los propios trabajadores y trabajadoras del centro”, ha explicado.

Conejo ha insistido en que “hace falta cuidar y mimar un centro que es al día de hoy vanguardia en la atención de estos usuarios y usuarias”. “El personal quiere y está vinculado a la prestación eficaz de este servicio, sin embargo desde la Diputación Provincial no se están dando ni los recursos ni los medios ni la infraestructura necesaria para que así se pueda llevar a cabo”, ha asegurado.

El portavoz socialista ha defendido la labor de los profesionales del centro. “Lo que necesitamos es más medios y más recursos. No es un problema de los profesionales del centro, es un problema de que la Diputación Provincial con su actitud está desmoralizando a la propia plantilla para que realice eficazmente su tarea”, ha dicho.

“Estamos ante una muestra más de cómo el  equipo de gobierno del PP no quiere apostar por las políticas sociales de la Diputación. Las políticas sociales no son una carga, son nuestra responsabilidad colectiva para mejorar la sociedad en la que vivimos. Atender a las personas discapacitadas es nuestra responsabilidad de hacer de Málaga una provincia mejor. En ningún momento se puede plantear que esta atención es una carga para la Diputación Provincial. Es un orgullo que la Diputación garantice a las personas discapacitadas de esta provincia atención a través del Centro Gudalmedina o Virgen de la Esperanza. Pero este orgullo se tiene que ver reflejado en inversiones del personal y de infraestructuras para que los usuarios y los familiares tengan el mejor servicio posible en un centro público de esta provincia. Estamos hablando de derechos fundamentales de ciudadanos y ciudadanas, y los derechos fundamentales no pueden tener ni recortes presupuestarios ni insensibilidad por parte de aquellos que gobiernan”, ha concluido.

Por último, la diputada provincial del PSOE, Antonia García, ha recordado que siete meses después de la denuncia del Grupo Socialista sobre el estado del centro “nos encontramos que los graves problemas de personal continúan y que no se ha hecho nada para mejorarlo, incluso han empeorado, ejemplo de ello es que continúan los contratos por circunstancias de la producción, suponiendo este tipo de contratos un gran coste emocional, cognitivo y físico para las personas usuarias”.

“Para los trabajadores y las trabajadoras ha existido en todo momento un incumplimiento sistemático de los compromisos del equipo de gobierno, que se ha traducido en el deterioro de las instalaciones y de las condiciones laborales en la que trabajan estos profesionales y en el perjuicio de los derechos y la calidad de vida de los beneficiarios”, ha criticado.

Asimismo, ha reiterado la denuncia sobre el “grave deterioro” de las instalaciones. “Tras el lavado de cara que se hizo después de las denuncias públicas, el centro sigue necesitando de una reforma integral, puesto que se trata de unas instalaciones muy antiguas”, ha dicho.

“Esto es una muestra clara de las intenciones del equipo de gobierno de la Diputación y de su presidente con las políticas sociales en la Diputación. No existe sensibilidad con los que más lo necesitan. La dejadez y el abandono del centro es reflejo de ello, ya que el equipo de gobierno disponía de auditorías de que advertían de las graves deficiencias del centro”, ha asegurado García.

La diputada socialista ha adelantado que el PSOE va a llevar una moción al próximo pleno de la Diputación instando al equipo de gobierno a la contratación inminente del fisioterapeuta y a volver a ocupar el puesto de la terapeuta ocupacional, así como, cumplir el punto sexto de la moción urgente que fue a pleno el pasado mes de marzo, que se aprobó y que acordaba contratar al personal necesario en el centro Guadalmedina para atender de manera adecuada a las personas usuarias y cubrir las bajas, sin usar los contratos por circunstancias de producción como hasta ahora y cambiar los contratos de la psicóloga, la trabajadora social y el o la fisioterapeuta para que no sean por circunstancias de producción.

En segundo lugar, los socialistas instan en su moción al equipo de gobierno de la Diputación de Málaga a acometer una reforma integral de las instalaciones y renovación del material, sin ocasionar ni el traslado de las personas usuarias ni el cierre del centro en ningún momento. En tercer lugar, instan al equipo de gobierno a que antes de que finalice el año los usuarios y usuarias del centro Guadalmedina realicen la actividad de vacaciones, con una estancia mínima de cinco noches, y para el año 2018 se realice esta actividad durante los meses de mayo y junio. Por último, instan al equipo de gobierno de la Diputación de Málaga a habilitar del parque móvil un vehículo adaptado que cubra exclusivamente las salidas de respiro-descanso de los usuarios/as de los centros, independientemente del vehículo que hoy por hoy atiende las ruta.

Comenta la noticia

Deja un comentario